La fianza de alquiler, qué es y cómo funciona

Dec. 7, 2023 Judith

¿Pensando en alquilar una vivienda? En este artículo exploraremos a fondo el concepto de fianza de alquiler.  Adentrémonos en los detalles de la fianza para que puedas tomar decisiones informadas durante el alquiler o búsqueda de un nuevo hogar.


Contenido

1. ¿Qué es la fianza de alquiler?

2. Importe de la fianza de alquiler 

3. ¿Quién se queda con la fianza de alquiler?

4. Devolución de la fianza

5. ¿Puede un inquilino usar la fianza del alquiler para pagar el último mes? 

6. Motivos para no devolver la fianza





1. ¿Qué es la fianza de alquiler?


La fianza es la suma de dinero que el inquilino abona al propietario al momento de formalizar el contrato de alquiler como garantía ante posibles impagos o daños en la propiedad. 

La fianza tiene carácter obligatorio, así lo establece el artículo 36 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). "A la celebración del contrato será obligatoria la exigencia y prestación de fianza en metálico en cantidad equivalente a una mensualidad de renta en el arrendamiento de viviendas y de dos en el arrendamiento para uso distinto del de vivienda."


2. Importe de la fianza de alquiler 


La fianza deberá ser un mes de renta si la propiedad se va destinar a vivienda y dos meses si se destina a un uso distinto (locales, oficinas, garajes...). 

Es importante tener en cuenta que, aunque la LAU establece un mes de fianza obligatoria para viviendas, es común que se soliciten dos meses, según establece el artículo 36 de la LAU, además de la fianza, se puede acordar el pago de una cantidad suplementaria como garantía adicional, de cómo máximo una o dos mensualidades. 


3. ¿Quién se queda con la fianza de alquiler?


La fianza de alquiler es una garantía que el propietario debe depositar en el organismo oficial que dependerá de la comunidad autónoma en la que se encuentre. En Cataluña, la fianza se debe depositar en el Institut Català del Sòl (INCASÒL)


4. Devolución de la fianza


Al concluir el contrato, es necesario formalizar la terminación o rescisión del acuerdo y remitirlo al INCASÒL u organismo correspondiente, esto permite que el importe de la fianza sea transferido. El artículo 36.4 de la LAU establece que el arrendador está obligado a devolver la fianza en el plazo de un mes después de que finalice el contrato de alquiler y el inquilino haya devuelto las llaves de la vivienda. La devolución de la fianza es una responsabilidad del arrendador.

No obstante, en casos de deudas o daños, el arrendador tiene el derecho de retener parte o la totalidad de la fianza para cubrir esos daños o reparar los desperfectos.

La devolución de la fianza, una preocupación común, especialmente al mudarse por primera vez. En el caso de retener una parte o la totalidad de la fianza, el arrendador debe proporcionar pruebas, respaldando estos descuentos con facturas y pruebas.

Es importante destacar que los pequeños daños relacionados con el desgaste normal de la vivienda son responsabilidad del inquilino. Si no se atienden, es probable que se descuenten de la fianza. Por lo tanto, es crucial cuidar el hogar como propio, ser precavido y documentar todo por escrito para evitar problemas.

En Fincas Marina, nos preocupamos  que todo sea claro y sencillo para nuestros clientes. Preparamos un exhaustivo inventario fotográfico que se revisa en el momento de firmar el contrato y nos aseguramos de revisar detalladamente las fotos de la vivienda para dejar constancia de cómo se encuentra la propiedad, evitando posibles confusiones y asegurando una experiencia sin complicaciones. Estamos aquí para hacer que el proceso sea fácil y transparente para todos. 

Al entrar a tu nuevo hogar, tómate el tiempo para revisar todas las estancias y revisar que este todo bien y si encuentras algún desperfecto, toma fotos y envíalas al propietario e inmobiliaria. Algunos deben ser reparados por el casero dentro del plazo, mientras que otros son solo para dejar constancia. Con fotos y correos electrónicos, te proteges ante posibles disputas sobre desperfectos al mudarte.


5. ¿Puede un inquilino usar la fianza del alquiler para pagar el último mes? 


No se aconseja que el inquilino utilice la fianza del alquiler como pago para el último mes, ya que esto no es su propósito principal y podría dejar al propietario desprotegido frente a posibles impagos de recibos de suministros o daños en la propiedad. Para evitar malentendidos y conflictos, resulta esencial mantener una comunicación abierta entre el propietario y el inquilino. Si el inquilino está considerando esta opción, es recomendable discutirlo con el propietario con antelación y obtener su consentimiento por escrito.


6. Motivos para no devolver la fianza 


    Existen varias razones por las cuales un arrendador podría optar por retener parte o la totalidad de la fianza y no reembolsarla al inquilino:

    • Daños o imperfecciones en la propiedad que no estaban presentes antes de formalizar el contrato.
    • Entregar la propiedad sucia o en mal estado
    • Abandono anticipado del inmueble sin respetar los plazos de preaviso.
    • Realización de obras en la vivienda sin el permiso correspondiente.  


    En conclusión, la fianza de alquiler desempeña un papel esencial en los contratos de arrendamiento, siendo un punto clave para proteger tanto al arrendador como al inquilino. Fincas Marina se preocupa por asegurar la transparencia en este proceso.



    Alquila tu piso sin preocupaciones 


    INFÓRMATE GRATIS